Comparta esta página

Burkasan opta por la tecnología de clasificación de TOMRA para su nueva planta de reciclaje de botellas de PEAD

Burkasan emplea equipos de clasificación de TOMRA Sorting Recycling en su nueva planta de reciclaje de plástico. La planta, equipada con AUTOSORT® y AUTOSORT® FLAKE de TOMRA, es capaz de clasificar 5 toneladas de residuos/hora, incluidos los de PET, PEAD y PP. Así se integran en una economía circular para que puedan entrar de nuevo en el ciclo como materia prima.

16 febrero 2021

Burkasan ha montado una nueva planta de reciclaje de plástico, en la que ha hecho una inversión de 50 millones de liras turcas (más de 5,5 Millones de euros). La planta es muy innovadora ya que por primera vez, una planta de reciclaje de Turquía procesa residuos de envases  de todo tipo de plásticos. Para ello, emplea las soluciones más avanzadas de clasificación basada en sensores de TOMRA Sorting Recycling, y logra excelentes resultados en la producción de escamas de PET y granza de PEAD.

Según Vedat Kılıç, Presidente del Consejo de Administración de Burkasan: "Nos hemos marcado el objetivo de producir las mejores materias primas posibles a partir de residuos de plástico empleando la maquinaria de clasificación óptica de TOMRA. Y es que para nosotros resultaba fundamental contar con la tecnología adecuada para lograr la calidad de producto adecuada y alcanzar la capacidad de producción que queremos. Decidimos colaborar con TOMRA, líder mundial en las más avanzadas soluciones de clasificación basada en sensores, para lograr purezas del 99 % que nos permitiesen ofrecer nuestros productos a las multinacionales más importantes ".

 

Vedat Kilic_ Burkasan Yönetim Kurulu Başkanı_Görsel 2

Kılıç explica que Burkasan Atık Yönetimi ve Çevre Danışmanlık es la primera empresa de reciclaje autorizada en Bursa, y una de las primeras en toda Turquía: "Hasta 2005, cuando el Ministerio turco de Medio ambiente aprobó el reglamento de residuos de envases, nuestro sector operó basándose en el concepto de “marchante”. La empresa de gestión de residuos acabó con el concepto de “empresa de marchante de plásticos” que hasta entonces había en el sector para dar paso a una gestión profesional. Estamos intentamos contribuir al desarrollo de este sector en Turquía y buen ejemplo de ello es la creación de nuestra primera planta de procesado de neveras fuera de uso  en el país. Además, estamos a la cabeza en el ámbito del reciclaje de plástico. Nuestra planta será la primera que fabrique botellas originales de plástico casi solo a partir de residuos de este producto".

 

Desarrollo y automatización del sector del reciclaje en Turquía

 

En cuanto al sector del reciclaje en Turquía, Vedat Kılıç explica: "La industria turca produce entre 75 y 80 millones de toneladas de residuos al año. En el apartado de residuos domésticos, la cantidad por persona es de 1,1 kg al día. Por ello, se calcula que cada año se producen 33-35 millones de toneladas de residuos domésticos al año. En esos volúmenes se incluyen 7-8 millones de toneladas de residuos reciclables como los metales, vidrio negro, aluminio y plástico, y un 1-1,5 % del peso total de los residuos domésticos es PEAD. Lamentablemente solo se puede recoger, reciclar y devolver al círcuito productivo entre un millón y millón y medio de toneladas. Los 6-6,5 millones de toneladas restantes se convierten en basura y no pueden tener una segunda, tercera o cuarta vida. Sin duda, una pérdida enorme para el sector.

A pesar de que el sector del reciclaje no deja de crecer en Turquía, sigue habiendo escasez de materias primas, lo que hace que sigamos importando residuos como materias primas. Este es uno de los motivos por los que damos tanta importancia al uso de tecnologías de clasificación capaces de extraer materiales valorizables de los flujos de mezclas de residuos y de asegurar la producción de productos reciclados de alta calidad. Para lograr estos objetivos, invertimos en las tecnologías de clasificación óptica de TOMRA, líderes del mercado. Gracias a su gran eficiencia, podemos lograr producto de salida de la más alta calidad así como una mayor recuperación que, al final, son factores que permiten aumentar nuestra rentabilidad".

 

Lista para un aumento del material de entrada debido a los sistemas de depósitos

Vedat Kılıç, presidente del Consejo de Administración de  Burkasan ha explicado que han hecho una inversión de 120 millones de liras turcas (más de 13 millones de euros) en el sector de gestión de residuos en los últimos cinco años. También subrayó la importancia del sistema de devolución y depósito que será obligatorio y se prevé que se ponga en marcha en 2021: "Esta forma de recogida provocará un rápido aumento de la tasa de recogida de residuos en Turquía, por lo que se necesitan plantas de gran capacidad en las que puedan clasificarse y reciclarse las botellas que se recojan. Por ello, hemos diseñado nuestra nueva planta teniendo en cuenta todos los requisitos que plantea el sistema de devolución y depósito. Este es uno de los motivos por los que preferimos la maquinaria TOMRA. Nos hemos preparado para el futuro haciendo una importante inversión en tecnología".

Vedat Kılıç también indicó que con la inversión en la nueva planta, todas las instalaciones que explota Burkasan, incluida  la nueva planta, procesan ya un volumen total de unas 15.000 toneladas de material al mes. Ahondando en el funcionamiento de la planta nueva, añadió: "El plan de la nueva planta de reciclaje de plástico es que procese 2.500 toneladas de residuos al mes, para obtener de ellas al menos 1.500 toneladas entre  escamas de PET y granza de PEAD de gran pureza. Es prácticamente imposible imaginarse una capacidad y una pureza así mediante clasificación manual, independientemente del número de trabajadores que se emplee.

Dada la situación actual de pandemia y la obligación de respetar las estrictas normas de distancia interpersonal, la clasificación manual se ha convertido en un proceso muy complicado y costoso que, además, no garantiza la calidad del producto. Así que estamos encantados de afirmar que, gracias a las máquinas de clasificación TOMRA, que clasifican de forma precisa el material de entrada y lo preparan para su suministro a nuestros clientes de todo el mundo, hemos superado todos esos problemas. Con TOMRA, podemos lograr purezas del 99 %".

La AUTOSORT® de TOMRA está ubicada justo al principio de la planta, tras la zona de preclasificación donde se rechazan finos, metales y materiales 2D. En las primeras etapas del proceso, entran en acción otros equipos  como el abridor de balas,  separadores magnéticos, y los de corrientes de Foucault así como un separador balístico. Tras ellos, las máquinas AUTOSORT® de TOMRA se encargan de realizar la clasificación principal. Más adelante, la AUTOSORT® FLAKE de TOMRA se encarga de purificar las escamas al eliminar las últimas impurezas ya sean de  material,  color o metales , incluso cuando la mezcla de material contiene materiales extraños de tamaño diminuto.

Serkan Orhan, Jefe de Ventas para Turquía y Oriente Medio en TOMRA Sorting Recycling, comenta: "El AUTOSORT® de TOMRA, basado en la probada tecnología FLYING BEAM®, garantiza una distribución de luz totalmente homogénea que permite una mejor detección y clasificación durante el proceso. Gracias a esto se logra un mejor rendimiento y una mayor eficiencia operativa. Además, identifica sustancias que no pueden detectarse en el proceso de clasificación manual y, por ello, aumenta aún más el nivel de pureza de la clasificación".

 

TOMRA Sorting Recycling_Burkasan_Visual 2

Productos de alta calidad, de forma constante

Vedat Kılıç explica cómo una mezcla de  botellas de diferentes  plásticos son clasificadas según su  polímero por los equipos de TOMRA:

"Cuando se lleva a cabo una clasificación con métodos convencionales, el PET y el PEAD se depositan en cintas transportadoras para ser  clasificadas de forma manual lo que no permite alcanzar la misma capacidad ni el mismo coste de producción, ni asegurar una calidad constante. Al emplear las máquinas de clasificación basada en sensores de TOMRA, los productos de PET y PEAD se separan de otros materiales y se clasifican también según su color. Este procedimiento automatizado permite generar materias primas recicladas de la misma calidad que las originales. Es la primera vez que en Turquía se realiza este proceso de reciclaje automatizado botella a botella, lo que nos permite suministrar productos de calidad a marcas internacionales cada vez más preocupadas de sus credenciales medioambientales y del uso que hacen de los recursos".

 

TOMRA Sorting Recycling_Burkasan_Visual_AUTOSORT FLAKE

Fácil de usar

El AUTOSORT® de TOMRA incorpora una pantalla táctil, fácil de usar, basada en la tecnología de infrarrojo cercano (ACT) que permite que los operarios de la planta tomen decisiones sencillas y escojan entre los distintos programas de clasificación, según las necesidades operativas. Además, gracias a la función de calibrado permanente del  AUTOSORT®, las plantas de clasificación de residuos pueden controlar y optimizar su rendimiento operativo en tiempo real. Por ello, es posible lograr un producto de salida de calidad constante, y el sistema falla menos. Serkan Orhan, añade: "Nuestra maquinaria aumenta la rentabilidad de las plantas de residuos y convence, con sus bajos costes operativos y de mantenimiento".

Próximas plantas: producción de granza de PET

Al preguntarle por el futuro, Vedat Kılıç afirma lo siguiente: "En primer lugar, vamos a centrarnos en lograr granza de polietileno de alta densidad (PEAD) y escamas de PET. Pero nuestro objetivo es invertir aún más para llegar a producir granza de PET también. A medio plazo, queremos lograr la recuperación 'botella a botella'. Si el organismo turco responsable de la seguridad alimentaria nos lo aprueba, empezaremos a producir materias primas para la fabricación de botellas de PET que puedan emplearse también en el sector de las bebidas".