Soluciones de clasificación
Comparta esta página

Historia de éxito

Morada Nut, EE UU


Morada Nut es una granja que se encuentra en la localidad de Linden, California, y está dirigida por la tercera generación de un familia que se ha especializado en el cultivo y procesamiento de nueces, cerezas, cebollas y pimientos morrones. En esta granja se concede un gran importancia a la alta calidad de los productos, por lo que tienen que estar seguros de disponer de la mejor tecnología de clasificación de productos disponible para garantizar un servicio de nueces deliciosas a sus clientes.

Morada Nut está enclavada en el fértil condado de San Joaquín y es propiedad de la familia Foppiano, cuyas raíces agrícolas se remontan a la época de la fiebre del oro de California en 1849. Su propietario Henry J. “Skip” Foppiano III reflexiona sobre la larga tradición agrícola de su familia. La dedicación y el respeto de Skip por las tradiciones de su familia le viene de genera- ciones atrás, cuando sus tatarabuelos Giovanni y Caterina Foppiano se trasladaron desde Italia a California en 1849. Su abuelo plantó el primer huerto de cerezas de la región. Skip se educó en esta cultura agrícola, motivo que le llevó a asumir las tradiciones familiares con la misma pasión que su padre y su abuelo antes que él.

“Morada Nut es verdaderamente un negocio familiar y Skip quiere garantizar que la calidad del producto quede patente también en la caja. Esto hace que procesemos el producto con un gran orgullo,” explica Scott Brown, director de producción de Morada Nut.

Morada Nut se encuentra en uno de los campos de cultivo de cereza propiedad de la familia y se encuentra entre los principales productores y distribuidores de nueces de la región. Además, cuenta con una moderna planta de procesamiento de nueces con cáscara con capacidad para procesos de destrío y blanqueamiento.

La empresa gestiona distintas variedades de primera calidad como Chandler, Howard, Tulare y Hartley. Morada Nut piensa aumentar notablemente la producción en los próximos años.

“Tenemos capacidad para cultivar nueces de primera calidad en nuestra propia región. Tenemos mucha suerte de disfrutar de las ventajas que ofrecen tanto el clima Mediterráneo, de veranos cálidos y secos, e inviernos suaves, como la brisa del delta, que convierten a esta región en una zona perfecta para el cultivo de la nuez. Una de las prioridades en Morada Nut es ofrece un servicio a clientes extraordinario y un producto de la máxima calidad posible a nuestra base de clientes principales,” explica Scott.

Los Foppiano participan activamente en la gestión diaria de Morada Nut. Los amplios conocimientos agrícolas y sobre la producción que posee Skip, siguen sirviendo de guía en las mejoras de diseño y tecnológicas de estas instalaciones.

La innovación y la creatividad han desempeñado un papel importante en el éxito de Morada Nut. La visión de la empresa de integrar investigación y tecnología vanguardista, se ha traducido en un notable aumento de la satisfacción de clientes y productores.

“Somos capaces de satisfacer a los clientes más exigentes, exigiendo unas especificaciones de calidad estrictas, para que suministren a los consumidores nueces de la más alta calidad. Esto se ha convertido en un rasgo distintivo de Morada Nut,” explica Scott.

Scott continúa: “Sabemos que las tecnologías de clasificación por láser y óptica son el modo de aumentar la eficacia y sumi- nistrar el producto de alta calidad que demandan los clientes. Por ello tuvimos que adaptarnos al crecimiento previsto, a nuestra expansión en los mercados necesarios y al desarrollo de nuestra base de clientes.” Morada Nut cree firmemente en su solidez y en la de sus socios.

“Recurrimos a TOMRA porque al considerar los retos que nos habíamos planteado, quedó claro rápidamente que TOMRA iba a satisfacer nuestros estrictos requisitos y que íbamos a lograr la calidad y el alto rendimiento requerido de manera oportuna. Sus años de experiencia les han permitido desarrollar la mejor solución de clasificación para nuestras necesidades,” aclara Scott.

“Tras realizar pruebas exhaustivas en las instalaciones que posee TOMRA en West Sacramento, California, adquirimos tres clasificadoras TOMRA Nimbus, dos de las cuales están equipadas con la moderna tecnología BSI de identificación por firma biométrica. Las tres clasificadores presentan una confi- guración en cascada que permite maximizar el rendimiento y la eficacia además de garantizar un producto final limpio de materiales extraños y cualquier tipo de defecto.”

“La oficina de TOMRA de Sacramento se ha convertido en un centro para la industria de la nuez. Han llevado a cabo un trabajo fantástico y nos han recibido en multitud de ocasiones, ofreciéndonos una auténtica red de ayuda. Teníamos libertad para visitarlos en cualquier momento, formular preguntas específicas sobre la puesta en marcha, instalación y capacidades de los sistemas.”

“Realizamos muchas pruebas en sus magníficas instalaciones y finalmente nos convencimos de que la combinación de las tec- nologías BSI y láser, en una misma máquina, suponía un avance revolucionario en la industria de clasificación de nueces. El uso de ambas en una única plataforma nos iba a permitir realizar una sola clasificación muy precisa con la máquina. Durante las pruebas también pudimos traer con nosotros a un grupo de operarios a los que se permitió trabajar mano a mano con los técnicos para conocer el funcionamiento de la máquina para poder trabajar de forma óptima. Estamos realmente contentos con los resultados.”

“Pudimos apreciar que el equipo de TOMRA estaba formado por expertos en la industria de la nuez, y que eran innovadores, proactivos, con capacidad para afrontar los límites tecnológicos y de software. Su equipo de clasificación garantiza además un tratamiento cuidadoso del producto. Por lo que aparte de la velocidad, urgencia y servicios necesarios prestados, esto los convirtió en el socio ideal. El fuerte compromiso de TOMRA de mantenerse a la vanguardia en innovación es lo que estábamos buscando y la base de nuestra expansión,” afirma Scott.

El control de calidad y la seguridad alimentaria son aspectos de máxima importancia en Morada Nut.

“Las nueces se clasifican con una clasificadora óptica que analiza el color y reconoce los defectos. Todas las nueces se evalúan individualmente con un software personalizado que genera informes de control de calidad muy precisos que son analizados en la producción y en los equipos de ventas. Nuestra pasión por la satisfacción de los clientes nos distingue de la competencia, estamos preparados para llegar hasta donde haga falta. El equipo de TOMRA nos permite suministrar un producto de alta calidad que satisface las necesidades de los clientes.”

Morada Nut invierte una importante cantidad de tiempo, energía y recursos para garantizar que sus instalaciones sean unas de las más limpias de la industria. Cabe destacar de manera notable las altas clasificaciones obtenidas durante auditorias de terceros en cuanto a seguridad alimentaria y control de calidad. Morada Nut es capaz de mantener este nivel de higiene y organización durante todo el año, incluso durante picos de producción. Esto es un testimonio de su compromiso para cumplir con la estricta legislación agrícola.