Recycling sorting solutions
Comparta esta página

Ecoparc 4 confía en AUTOSORT de TOMRA Sorting Recycling para la automatización eficiente de los procesos de separación

El Ecoparc 4 de Hostalets de Pierola (Barcelona), infraestructura del Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB), cuenta con 10 separadores ópticos AUTOSORT de TOMRA Sorting Recycling que actualmente recuperan el 90% de material seleccionable.

La planta, totalmente automatizada, tiene tres líneas de tratamiento que procesan unas 300.000 toneladas anuales.

El Ecoparc 4, situado en Hostalets de Pierola (Barcelona), es una Planta de Tratamiento Mecánico Biológico (TMB) con una capacidad de tratamiento de hasta 300.000 t/año de residuos municipales. Ecoparc 4, gestionado por Ferrovial Servicios, es una las plantas de gestión y tratamiento de residuos del AMB (Àrea Metropolitana de Barcelona), administración pública supramunicipal competente en la gestión de residuos urbanos de los 36 municipios que la integran, dónde residen 3,2 millones de personas.

El objetivo es recuperar aquellos materiales reciclables que no se hayan separado correctamente en origen como envases metálicos, de plástico y de papel así como envases férricos y no férricos además de papel, cartón y vidrio que, adecuadamente clasificados y compactados, son posteriormente enviados a los recicladores.

Las instalaciones del Ecoparc 4 ocupan una extensión de 10,6 hectáreas, e incluyen también la mayor línea de compostaje de España, con una superficie de 22.000 m2, dotada de tecnología avanzada, que permite reutilizar materiales como combustible en procesos de valorización energética.

Así, la planta cuenta con dos líneas diferenciadas: una primera para tratar la fracción resto, y otra para la fracción orgánica. La fracción resto alimenta las tres líneas de pretratamiento de 30 t/h cada línea, 90 t/hora en total, más 1 línea de 20 t/h para la fracción orgánica de los residuos municipales (FORM). El Ecoparc 4 procesa unas 300.000 t/año, a 100.000 t por línea.


 

La planta cuenta con tecnología de vanguardia, lo que incluye 10 separadores ópticos AUTOSORT, 4 de ellos de simple válvula para recuperar el papel de la fracción planar, 4 de doble válvula colocados en la salida de los rodantes, donde la primera válvula separa el plástico y la segunda el Brik, y finalmente dos ópticos más de doble válvula que separan el PET por la primera y el PEAD por la segunda de la fracción plástico de los primeros ópticos.

Ventura Montes Jefe de Planta en Ecoparc 4 explica las ventajas que supone el uso de la tecnología de clasificación por sensores de TOMRA: “Los equipos AUTOSORT actualmente nos recuperan entre el 90 y el 92% de material seleccionable, con un 90% de calidad en la primera válvula, bajando estos valores sustancialmente en las segundas válvulas de soplado”.

“Nuestra experiencia con los equipos AUTOSORT a lo largo de estos años ha sido satisfactoria, son equipos robustos, de fácil manipulación, calibración, ajuste y mantenimiento, así como con excelentes ratios de recuperación y calidad”, afirma.

 “Son equipos de muy fácil manejo para el operador con lo que resulta sencillo cambiar la configuración de los equipos, lo que nos permite realizar múltiples pruebas in situ para aumentar o disminuir producciones, calidades… e incluso realizar cambios de materiales a separar para optimizar la instalación o futuras instalaciones”, asegura Montes.

El mantenimiento de los AUTOSORT es ciertamente sencillo, rutinario y no muy especializado por parte del operador, lo que constituye un valor añadido de estos equipos: “limpieza diaria del escáner, luces y válvulas, comprobar la velocidad de la cinta y calibrar la luz periódicamente son los mantenimientos internos. TOMRA, por su parte, realiza tres intervenciones programadas anuales para complementar las nuestras y actualizar las bases de datos con nuevo software y mejoras que desde su departamento de I+D han ido desarrollando” indica Montes.

En cuanto a la importancia de esta tecnología para el sector de la recuperación y el reciclado, Ventura Montes ha señalado que “con el aumento del reciclaje y con un sector de la gestión de residuos y valorización al alza, se creó la necesidad de aumentar y optimizar las plantas de tratamiento de residuos. Automatizar eficientemente los procesos de separación era y es uno de los objetivos de la compañía y los separadores por sensores garantizaban calidad y producción”.