Comparta esta página

La automatización triplica la capacidad de procesamiento

Premier Surplus automatiza el procesamiento de residuos electrónicos con la AUTOSORT® FINES de TOMRA para ser aún más eficiente

02 febrero 2021

El procesamiento de residuos electrónicos es una tarea extremadamente complicada. Y es que el material a procesar está en continuo cambio variando los distintos colores de las placas de circuito impreso y los múltiples tipos de plástico que se usan en electrónica. "Los fabricantes fabrican placas de circuito verdes, amarillas, azules y rojas, e incluso ya existen placas de circuito negras", indica Phillip Kennedy, Vicepresidente de Premier Plus, empresa de Dawsonville, Georgia (EE. UU.).

Por ello, el departamento de recuperación de material de Premier Surplus clasificaba a mano este variado flujo de material, para luego centrarse en el producto de más valor: las placas de circuitos impresos (PCB). "Somos una mina urbana", añade. "Buscamos oro, cobre, aluminio, acero y plástico para que no acaben en el vertedero".

Phillip (l) and Stephanie (r) Kennedy

Durante los últimos 20 años, Phillip y Stephanie, su mujer, han ampliado el negocio y han aumentado la eficiencia de la clasificación de residuos electrónicos. Premier Surplus, es una empresa que ambos pusieron en marcha en su propio garaje. Actualmente opera desde unas instalaciones de 62 142 m2 en las que se encuentran varios departamentos de reacondicionamiento y reciclaje de aparatos electrónicos.

El crecimiento de la empresa se debe a la captación de fuentes nuevas que aseguren un flujo continuo de aparatos electrónicos y lograr clientes nuevos para el material reciclado. "Contamos con una buena cartera de clientes entre los que hay fabricantes, centros educativos, entidades gubernamentales y grandes empresas", afirma Kennedy. También tenían una creciente cartera de clientes para los residuos electrónicos, pero algunos estaban fueran de su alcance. "Hablamos con varias fundiciones para consultar si podían aceptar 3.629 kg de material al mes pero, para poder trabajar con ellas, exigían un mínimo de 11.340 kg de material al mes", explica Kennedy.

 

62,142-m2 facility in Dawsonville, Ga.,

Ampliación con circuitos automatizados con productos TOMRA

Al principio, Premier Surplus incluyó una trituradora para aumentar la eficiencia de la clasificación de residuos electrónicos. La empresa procesaba unos 9.072 kg de residuos electrónicos al día mediante clasificación manual, tras el triturado y la criba. Sin embargo, no era suficiente y la clasificación manual limitaba sus posibilidades de crecimiento.

"Para llevar la operación al siguiente nivel,  Premier Surplus necesitaba un circuito automatizado integral con un separador óptico", añade Eric Thurston, jefe de ventas de reciclaje de metales de TOMRA Sorting Inc.

AUTOSORT FINES_02

Para dar ese paso adelante, Premier Surplus, la empresa familiar de reciclaje de residuos electrónicos más grande del estado de Georgia, instaló un circuito de triturado y clasificación totalmente automatizado de 66,1 m de longitud. Además de la trituradora, el circuito cuenta con una estación de separadores de corrientes de Foucault y un óptico AUTOSORT® FINES de TOMRA que aumenta la precisión de clasificación y la pureza del material.

"Los clientes de metales solo quieren metales, y los clientes de plástico solo quieren plástico. Esto es justo lo que nos ofrece la AUTOSORT® (FINES)", afirma Kennedy. El circuito automatizado amplió -en un 300 %- la capacidad de procesamiento de residuos electrónicos con respecto a la de la clasificación manual. Actualmente, la planta recicla hasta 27.216 kg de residuos electrónicos al día, y en 2019 recicló 9.071.874 kg de material.

El eficiente circuito de clasificación cuenta con una trituradora de tres ejes para liberar el material de forma eficaz así como una criba para eliminar del flujo el material fino. "Eliminar del flujo los finos al inicio ayuda a mejorar la eficiencia del circuito", comenta Thurston. El material restante se pasa a una máquina de separadores de corrientes Javelin para la recuperación de aluminio y cobre, antes de que se envíe a la AUTOSORT® FINES para una separación mejorada.

The E-Scrap is run in batches

Para diseñar el circuito y proponer los mejores componentes, Kennedy echó mano de la experiencia en el reciclaje de residuos electrónicos de Peter Prinz, propietario de Prinz Consulting, que cuenta con 45 años de experiencia reciclando chatarra y otros materiales. "Recomiendo los mejores componentes para el procesamiento de residuos electrónicos. Durante los últimos 16 años, he descubierto que los equipos de clasificación TOMRA destacan en este tipo de aplicaciones y con este tipo de residuos", afirma Prinz. "TOMRA ofrece una recuperación entre un 30 y un 40 % mejor que otras clasificadoras y, concretamente, la AUTOSORT® FINES recupera entre un 75 y un 90 % en la primera pasada". La clasificadora óptica le permite a Premier Surplus clasificar de forma selectiva plástico, placas de circuito impreso de baja calidad, cables y metales con una alta pureza.

Además de la tecnología y el servicio técnico, hubo otra cuestión que hizo que Kennedy confiase en TOMRA para el circuito de clasificación automatizada: "TOMRA no solo fabrica equipos. Su cultura de trabajo se centra en el reciclaje", afirma. "Están comprometidos con la crisis del plástico, la tecnología sostenible y la economía circular".

Material de entrada en continuo cambio

Kennedy afirma que la flexibilidad de la tecnología de la AUTOSORT® FINES ayuda a que Premier Surplus logre ser un éxito, a pesar de que el flujo de residuos electrónicos está en continuo cambio. La AUTOSORT® FINES combina las tecnologías electromagnética, de infrarrojo cercano (NIR) y de espectrometría en el rango visible (VIS) para clasificar de forma selectiva el material de entrada por color y composición.

"Nuestra tecnología FLYING BEAM® distribuye la luz de forma uniforme por la cinta transportadora para una mejor identificación de los materiales. El sensor detecta la longitud de onda concreta de luz en infrarrojo cercano y en el visible y unos algoritmos clasifican el material para decidir si aceptar o rechazar cada elemento", explica Thurston.

Durante la clasificación inicial, Premier Surplus acepta el plástico y rechaza las placas de circuito, cables y metales no férricos. "En la primera pasada recuperamos un 95 % del material, un porcentaje mejor de lo que esperábamos", afirma Kennedy. La AUTOSORT® FINES facilita que Premier Surplus utilice el material rechazado en un procesamiento posterior. Esto permite que la empresa clasifique paquetes de producto individuales, como placas de circuitos impresos, cables, acero inoxidable y metales.

Kennedy también explica que Premier Surplus ha creado sus propias "recetas" para utilizar según los diferentes lotes de materiales como impresoras, descodificadores o equipos de automatización. La AUTOSORT® FINES detecta el material que debe eliminarse del flujo y crea un producto final limpio y de calidad. "La interfaz de cliente de la máquina incluye varios programas de clasificación y permite que el operario pueda pasar rápidamente de uno a otro para adaptarse al flujo de material", explica Thurston.

AUTOSORT FINES’ customer interface

Tras un año y medio utilizando este proceso automatizado, no cabe duda de que Premier Surplus eligió bien los equipos necesarios para mejorar sus resultados. "Sin duda, hemos acertado optando por TOMRA. Tengo que darle las gracias a todos los que han participado en el proyecto", afirma Kennedy. "la demanda para un reciclaje adecuado de los residuos electrónicos existe. Por eso, en Premier Surplus estamos preparados para aportar nuestro granito de arena: evitar que ciertos materiales acaben en el vertedero y, además, proteger los datos y el prestigio de nuestros clientes".